¿Cuánto contamina comprar por internet?

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Comprar por internet es un hábito que se ha consolidado desde la irrupción de la pandemia. Durante el confinamiento, los repartidores -en bicicleta, moto, patinete electrónico o furgoneta- eran los dueños indiscutibles de las calles.

El hábito de comprar por internet

Ya estábamos bastante acostumbrados a comprar libros, juguetes, teléfonos o muebles a golpe de clic, ya sea por necesidad o por comodidad, pero durante 2020 también aumentó la adquisición de comida por Internet tanto a supermercados como a restaurantes.

“En junio de 2020 el tráfico mundial de comercio electrónico minorista se situó en un récord de 22.000 millones de visitas mensuales, con una demanda excepcionalmente alta de artículos de uso diario como comestibles, ropa y artículos de tecnología. La forma en que se verá el uso en línea, los hábitos de compra y el futuro general del mercado del comercio electrónico en 2021 y más allá dependerá en gran medida de la progresión de la COVID-19”, según datos sobre el comercio electrónico en el mundo de Statista.

Los compradores digitales siguen aumentando

La pandemia ha puesto en primer plano la compra de alimentos en línea, una industria que previamente era de nicho. La gente quería evitar a toda costa ir a los supermercados -presuntos focos de infección con largas colas- y las normativas de los gobiernos hacían más difícil ir o en algunos casos imposible.

El número de compradores digitales lleva aumentando año tras año a medida que lo hace el acceso y la adopción de Internet, así como el creciente poder adquisitivo de la clase media en algunos países, más disponibilidad de productos disponibles en la red, nuevos modelos comerciales digitales y avances tecnológicos en las entregas que permiten dar los paquetes en un corto plazo de tiempo.

En 2019, cerca de 2.000 millones de personas obtuvieron bienes o servicios por Internet. Durante el mismo año, las ventas del comercio electrónico superaron los 3,5 billones de dólares estadounidenses en todo el mundo y, según los últimos cálculos, el crecimiento del comercio electrónico se acelerará aún más en el futuro.

Consecuencias de comprar por internet

Comprar por Internet es muy cómodo: puedes hacerlo tranquilamente a cualquier hora del día desde tu sofá sin ni siquiera tener que molestarte en escribir los números de la tarjeta de crédito si ya los tienes guardados. Y el paquete te llegará a los pocos días (o horas) a la puerta de tu casa. Pero ¿qué consecuencias tienen esas adquisiciones?

Para empezar, conlleva la destrucción del pequeño comercio. Cierto es que los pequeños establecimientos se han puesto las pilas desde la aparición del coronavirus. Por ejemplo, ante la falta de actividad de los mercados tradicionales, han aparecido iniciativas como EcoMarket Shop, un mercado online de productos ecológicos y locales que conecta a proveedores con clientes. Pero las grandes beneficiadas durante estos meses, que confirman una tendencia iniciada en los últimos años, son las grandes plataformas de venta como AliExpress, Ebay o Amazon que comercializan sus productos y los de otras empresas por todo el mundo.

Contaminación

Otro de los efectos del consumo online es la contaminación del aire, que representa un importante riesgo para la salud y que acaba con la vida de siete millones de personas cada año en todo el mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud. Más compras por Internet suponen más emisiones contaminantes. Amazon, por ejemplo, emitió 44,40 millones de toneladas de dióxido de carbono en 2018, según sus propios datos. Más de lo que emitieron países como Suiza y Nueva Zelanda y lo mismo que Suecia y Bulgaria.

Amazon, por ejemplo, ya entrega el 72% de sus pedidos en 24 horas. En China, la entrega en el mismo día y la entrega instantánea ya representan más del 10% de las entregas totales de paquetes: aproximadamente 3 millones de artículos diarios en el mismo día. En Europa, la entrega en el mismo día representa solo el 5% del total.

Embalajes excesivos y dispositivos conectados

Los excesivos embalajes de los paquetes que nos llegan a casa son otro problema para el medio ambiente. Estos residuos representan el 30% de los desechos sólidos de Estados Unidos, según la Agencia de Protección Ambiental del país. También hay que tener en consideración el gran volumen de emisiones de la red, que mantiene cientos de miles de potentes ordenadores encendidos las 24 horas del día todos los días del año.

Otros estudios, financiados por plataformas digitales, hablan de las bondades del comercio online y de otros beneficios como la venta de objetos de segunda mano. Sin embargo, la mejor opción parece seguir siendo la de toda la vida: ir a comprar productos de proximidad en el mercado o en la tienda del barrio, a pie.

Fuente: BIO ECO ACTUAL

Link de la nota: https://www.bioecoactual.com/2021/04/14/cuanto-contamina-comprar-por-internet/

Por favor síganos

Más para ver

Carlos Castellanos

Carlos aplica tecnología para crear un impacto social y sostenible en las comunidades rurales, es activista por los derechos de los agricultores y su inclusión en la transformación tecnológica del campo. Sus abuelos y padres se criaron en el campo colombiano, motivándolo por el desarrollo rural y la prosperidad de las empresas campesinas. En su empresa Cultivando Futuro, junto con su equipo han creado desde el año 2013, un sistema de información que usa datos para dar visibilidad a cada uno de los más de 3500 agricultores de su red, al mismo tiempo que guía a las organizaciones que apoyan el desarrollo rural, gobiernos locales y empresas del sector privado, en sus estrategias de desarrollo rural y procesos de toma de decisiones.

La plataforma crea Identidades Digitales para los agricultores y organiza la información sociodemográfica y productiva en tableros de datos con gráficas y estadísticas visuales que permiten entender mejor el potencial y retos de las comunidades rurales, pudiendo mejorar la eficiencia en las conexiones que los agricultores requieren, para acceder a las oportunidades necesarias para que sus empresas familiares prosperen. Entre los últimos logros está el censo rural digital de 1000 agricultores en el municipio de La Peña Cundinamarca, Colombia y la implementación de Cultivando Futuro en Perú en alianza con ACM Ventures. (https://www.acmperu.com.pe/)

Carlos fue ganador de la prestigiosa competencia de Singularity University (https://su.org/) Global Impact Competition y fue premiado con una beca para graduarse de Tecnologías Exponenciales en el campus NASA Eames en Silicon Valley, comunidad que ha documentado su trabajo. https://bit.ly/2G9P01M

Fue seleccionado como fellow del programa YLAI, Iniciativa de Jóvenes líderes de las Américas, (https://ylai.state.gov/) dirigido por el Departamento de Estado de los Estados Unidos, abriéndole la oportunidad de implementar su estrategia de transformación digital rural en Kenia, Nigeria y Etiopía.

Cultivando Futuro fue la empresa ganadora del Summit Global y competencia de Startups Thought For Food (http://thoughtforfood.org/) del año 2017, donde compitió con otras Startups de Asia, Reino Unido y Estados Unidos. Actualmente Carlos es embajador de esta organización, compartiendo su conocimiento y siendo mentor de la startup Aglonera (https://www.aglonera.com/) en Indonesia. Además fue premiado para participar en el programa Accelerate 2030 (https://accelerate2030.net/) organizado por el Impact Hub de Medellín. (https://medellin.impacthub.net/)

Ha sido invitado en dos ocasiones como panelista en el congreso CFS (Comité para la seguridad alimentaria) (http://www.fao.org/cfs/home/plenary/cfs46/cfs46se/se060/en/) organizado por la FAO, (Naciones Unidas) en su sede principal en Roma.

Ha sido mentor y panelista en eventos organizados por la UIS (Universidad Industrial de Santander) (https://www.uis.edu.co/), Universidad EAN (https://universidadean.edu.co/) , Universidad Jorge Tadeo Lozano (https://www.utadeo.edu.co/es) y el CIAT (Centro de Investigación para la Agricultura Tropical) (https://ciat.cgiar.org).

Como Director de Operaciones de Cultivando Futuro, usa su experiencia en implementación de tecnología para agricultura y cooperación con comunidades rurales para dar consultoría y crear alianzas inter-organizacionales.